ACLARACIONES DE LA NORMA UNE 100030:2017 SOBRE LEGIONELLA

El pasado mes de abril entró en vigor la nueva Norma UNE 100030:2017 'Prevención y control de la proliferación y diseminación de Legionella en instalaciones". Esta norma fue elaborada por un Comité Técnico de Normalización AENOR (CTN 100 GT12) constituido por más de 20 expertos, representantes de las asociaciones del sector (principalmente ANECPLA, AEFYI AQUA ESPAÑA y FEDECAI) con la colaboración de las Administraciones sanitarias, estatales y autonómicas.

Durante su proceso de elaboración, la Norma ha pasado dos periodos de información pública, en los que diversas entidades (tales como la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA), las Consejerías de Sanidad de diversas comunidades autónomas y el propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad) han realizado aportaciones varias que han sido recogidas por la Norma en su intensa mayoría.

Con todo, desde su publicación, la norma ha suscitado no pocas dudas con respecto a sur aplicación, fundamentalmente en lo que respecta a determinados aspectos técnicos que entran en contradicción con lo que estipula el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Debido a ello, las Asociaciones empresariales del sector remitieron una consulta técnica al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad (MSSSI) cuya respuesta no resultó excesivamente clarificadora. En concreto, la respuesta confirmó que la norma actualizada UNE 100030:2017 es de aplicación con carácter complementario, tal y como cita el Artículo ó del Real Decreto 865, sin que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad deba realizar ninguna modificación sobre el texto legal actual.

Por este motivo, y con el objetivo de esclarecer al máximo esta norma para su correcta aplicación, ANECPLA, AQUAESPAÑA y FEDECAI han elaborado un documento técnico conjunto titulado 'Aplicación de la Norma UNE 100030:2017 respecto a lo establecido en el Real Decreto 865/2003", donde se desgranan los contenidos de la norma y la obligatoriedad o voluntariedad de su aplicación.

Algunos de los puntos básicos que se recogen en este documento técnico, tras el análisis pormenorizado de la cuestión son los siguientes:

* Los contenidos de la Norma UNE 100030:2017 que contradicen al Real Decreto 865/2003 no deben aplicarse, aunque sean pocos y tengan una explicación técnica, siendo obligatorio el cumplimiento del Real Decreto. Todos los contendidos de la Norma UNE 100030:2017 que no contradigan al Real Decreto 865/2003 y sean complementarios serán de obligado cumplimiento. Se entiende como complementario todo aquello establecido en la Norma UNE 100030:2017 que complete o perfeccione al Real Decreto 865/2003 (RD).

* Los contenidos de Norma que son más restrictivos/ estrictos de forma clara que los indicados en el Real Decreto son de aplicación voluntaria.

* Todo lo indicado en el cuerpo de la Norma y sus Anexos normativos sobre instalaciones no desarrolladas en el Real Decreto como las centrales humidificadoras, enfriadores evaporativos, sistemas contraincendios, fuentes ornamentales, riego por aspersión, nebulizadores, lavado de vehículos y el apartado de otras instalaciones que pulvericen agua, completan al Real Decreto 865/2003, no lo contradicen (en ningún punto al no estar desarrolladas) y por tanto son de obligado cumplimiento.

* No obstante, la autoridad sanitaria de cada comunidad autónoma tiene la capacidad de incluir en sus planes anuales de inspección y vigilancia los puntos de la Norma UNE 100030:2017 que considere oportunos.

En cualquier caso, dado que la Norma incluye las mejoras técnico-científicas y la experiencia acumulada durante estos últimos años, desde ANECPLA se recomienda aplicar siempre todas aquellas actuaciones y medidas incluidas en la Norma UNE 100030:2017 que, sin ser contradictorias respecto al RD ni de obligatorio cumplimiento a nivel legal, mejoren técnicamente la prevención y control de la Legionella e incrementen la protección jurídica frente a posibles demandas por casos de legionelosis.

Las conclusiones básicas extraídas en el informe son, fundamentalmente, tres:

1. Aspectos contradictorios con el Real Decreto y que por tanto no deben aplicarse.

2. Aspectos más estrictos que el Real Decreto y que son de carácter voluntario, aunque es muy recomendable su aplicación.

3. Aspectos complementarios con el Real Decreto, que son de carácter obligatorio y que incluyen todos aquellos aspectos no recogidos en las dos coyunturas anteriores.

Al margen de ello, no hay que olvidar que todos los aspectos desarrollados en el Real Decreto que no se hayan indicado en la Norma han de aplicarse siempre de forma obligatoria. El documento incluye tres tablas que muestran específicamente estos aspectos recogidos en tres anexos, que pueden consultarse en el documento completo que está disponible en la sección de Noticias de la web de ANECPLA y puede descargarse además en la siguiente dirección web: http://www.anecpla.com/contenido-anecpla-6467.

Articulo publicado en la Revista Infoplagas 79/2018 de Febrero de 2018.

Los comentarios están cerrados.