CEPA CERTIFIED – ENTREVISTA HENRY MOTT

Henry Mott ha sido elegido nuevo presidente de CEPA, sucediendo o Bertrond Montmoreau. Anteriormente, había servido durante 2 años como vicepresidente de CEPA. Con una amplia experiencia en la industria británica de control de plagas, Mott comenzó su carrera con Rentokil en 1993 en el centro de Londres antes de comprar Conquer Pest Control en 2005 para, posteriormente, ejercer la presidencia de la http://www.anecpla.com Pest Control Association entre los años 2012 y 2014.

¿Cuál es su visión general de la evolución del control de plagas en Europa en esta década desde el año 2010?

"Evolución" es sin duda la palabra correcta, ya que efectivamente el sector no ha sufrido revolución alguna. Creo que lo que la gran mayoría de las empresas de gestión de plagas ha llegado a una idea general de futuro muy ligada a la necesidad de profesionalizar nuestro sector si queremos verlo evolucionar con los márgenes de ganancia que nos permiten invertir en el futuro. Tanto la legislación actual como las demandas de los consumidores, además del desarrollo de productos y un mayor enfoque en las preocupaciones ambientales han cambiado en su conjunto significativamente la forma en que hasta el momento las empresas del sector prestaban sus servicios. La gestión integral de plagas existe desde hace años, pero su aceptación general como la única manera de llevar a cabo una exitosa estrategia de control de plagas a largo plazo es muy reciente.

¿Cuáles son los principales retos para un futuro próximo para todas las asociaciones que forman parte de CEPA?

Sin duda el primero de los objetivos está relacionado con Certificación CEPA. El anterior Director General de la UE que supervisa nuestro sector dijo una vez que si llegamos a la "masa crítica" en lo que respecta a las empresas de servicios de control de plagas que consiguen la Certificación CEPA, entonces podremos situar la norma EN 16636 como el punto de referencia para toda empresa profesional de control de plagas. Nunca hemos tenido una definición de lo que es un profesional. Sin embargo, sí podemos demostrar que el sector está comprometido con su profesionalización a través de la certificación CEPA. Se trata de conseguir un reconocimiento universal. Los beneficios para las empresas que han alcanzado este estándar son muchos al poder distinguirse de otras empresas "no profesionales". Nos hemos fijado el objetivo d

e 1000 empresas certificadas por la CEPA, distribuidas geográficamente por toda Europa como de mostración de "masa crítica". En la actualidad tenemos más de 300 empresas certificadas en poco más de 18 meses, por lo que todavía tenemos mucho margen para trabajar, pero el objetivo es eminentemente alcanzable. Además de la Certificación CEPA, desde que el actual secretario anunció su jubilación mi objetivo fundamental es encontrar y contratar una nueva secretaría para la Confederación que ayude a gestionar las operaciones cotidianas de las asociaciones en aras de seguir impulsando nuestros objetivos hacia el futuro. Ya estamos realizando entrevistas en Bruselas y estoy seguro de que encontraremos el candidato adecuado antes de fin de año. Con nuestros socios en EE.UU. hemos tomado la decisión de presentar la Cumbre Global dentro de un año. Esto se ha hecho para evitar dos conferencias en Estados Unidos en el mismo año. De este modo, la Cumbre Mundial se celebrará en Lisboa el próximo mes de junio, coincidiendo con el Día Mundial de Control de Plagas. Actualmente estoy trabajando en colaboración con la Asociación Nacional de Control de Plagas estadounidense (NPMA) y con nuestros socios de la asociación portuguesa para encontrar las mejores localizaciones, además de un programa de eventos y ponentes que den respuesta a las demandas del sector. Un asunto concreto en el que quiero que nos concentremos en el sector es la participación de los usuarios finales en el evento. Necesitamos que nuestro sector empresarial ofrezca estar en línea y satisfacer las necesidades y deseos de nuestros usuarios finales. Muchos de los seminarios a los que he asistido a lo largo de los años han versado sobre lo que queremos y los problemas que afectan directamente a nuestros negocios. Creo que pasamos mucho tiempo "mirándonos el ombligo". Considero que vamos a conectar mucho mejor con nuestros clientes si focalizamos en la importancia del trabajo que llevamos a cabo.

¿En qué punto se encuentra, en su opinión, el panorama europeo del sector para las empresas y cuáles son, a día de hoy, sus desafíos y amenazas?

Uno de los beneficios clave de trabajar en un sector como el nuestro es que siempre habrá plagas, por lo tanto, siempre existirá un mercado. Las mayores amenazas para las empresas de servicio, aparte de los factores económicos externos, en los que no podemos influir, es que se apueste por una gestión de plagas a partir de productos tóxicos en lugar de por una gestión de plagas sostenible. El desafío para nosotros como industria es proteger la salud pública y la propiedad sin dañar el medio ambiente en el proceso. Como empresas de servicios no podemos confiar sólo en los fabricantes de productos, sino que es nuestra responsabilidad también educar a los propios consumidores en este sentido. Tenemos que

demostrar que no somos asesinos sino cuidadores. Cuidar la salud pública y el medio ambiente es nuestra razón de ser y, en el proceso, es importante mejorar la imagen del sector.

¿Cómo definiría el papel de organizaciones como CEPA y las Asociaciones Nacionales?

En mi opinión, el papel de todas las asociaciones es claro y pasa por mejorar el sector y aumentar la conciencia de la importancia de nuestro sector. Todo lo que hacemos debe centrarse en estos objetivos fundamentales.

¿Cree que el tamaño de nuestras empresas tenderá a aumentar en un futuro próximo?

En una palabra: no. Creo que seguiremos viendo la adquisición de compañías más pequeñas por compañías más grandes y esto inevitablemente generará nuevas compañías más pequeñas. Las empresas más grandes tienen una oferta que a menudo atrae a diferentes sectores y viceversa. Hay espacio para ambos y esto, en mi opinión, continuará siendo así.

¿Puede describirnos el punto principal de su plan de acción en CEPA?

Mi principal plan de acción es tratar con eficacia los principales desafíos que he enumerado anteriormente. Hemos establecido un plan de acción a largo plazo alrededor de cinco temas clave: iniciativa global, influencia ante la UE, uso sostenible de biocidas, construcción de imagen, profesionalización del sector de control de plagas. CEPA, bajo mi mandato como Presidente, enfocará sus actividades en torno a estos temas y verá a través de las asociaciones nacionales en nuestras reuniones regulares de la -Junta exactamente lo que se ha logrado.

¿Cuáles son las principales tareas que debemos acometer para mejorar la imagen del sector?

Espero haber respondido esto en preguntas anteriores, insisto en que cambiar nuestra imagen ante el público de que nuestro sector "cuida" y no "mata" es la clave. Ni CEPA ni las asociaciones nacionales pueden lograr esto por sí solas. Se trata de un objetivo que tan sólo puede conseguirse si cada técnico en cada país de cada empresa en cada visita demuestre al cliente su profesionalidad y su conocimiento del trabajo que va a realizar.

Texto publicado en la revista de Anecpla octubre 2017.

Los comentarios están cerrados.