Chinches de cama y hoteles

El resurgimiento de las chinches de la cama ha sido ampliamente documentado en los últimos 10-15 años. Mientras que varios estudios enfocan la problemática en situaciones residenciales, se sabe menos sobre el impacto que tienen las chinches de la cama en el comercio. Históricamente, las chinches de la cama se han encontrado donde fuera que hubiera actividad humana. Mientras que las infestaciones son más frecuentes en casas y pisos, tres cuartes partes de las empresas  profesionales de control de plagas en los Estados Unidos informan de presencia de chinches de la cama en hoteles, lo que levanta preguntas sobre el impacto de la plaga en la industria turística.
En los Estados Unidos, cada noche duermen en hoteles 4,8 millones de personas (60% por placer, 40% por negocios). Entender las actitudes de los huéspedes en relación a las chinches de la cama es importante. La industria hotelera es una parte vital de la economía mundial.
Para estudiar lo que las personas saben y como les preocupan las chinches de la cama sé realizó una encuesta para determinar patrones en los hoteles. Aunque el estudio se condujo en los Estados Unidos, salvando las diferencias, los resultados pueden ser extrapolables en mayor o menor medida a España y puede ser una fuente de información importante para el control de plagas.

En general, la mayoría de encuestados conoce la problemática de las chinches de la cama, aunque no han tenido ninguna experiencia personal con ellas. Aunque una de cada cinco personas realmente no tiene muchos conocimientos al respecto, lo que sugiere que podría ser necesaria más
divulgación.
El 35% de las personas encuestadas usuarias de hoteles piensan en las chinches de la cama pero no les preocupan especialmente y un 21% ni lo consideran como problema, solamente genera de un modo frecuente una preocupación al 74%. Se muestra una división importante de opiniones en relación al mejor sistema de prevenir las chinches en hoteles; un 13% opina que se solventa escogiendo un hotel mejor o más caro, un 27% creen que la mejor manera es leer opiniones en páginas web, otros mediante la inspección de la habitación o la prevención por parte del hotel.

Es especialmente interesante para los hoteles el dato que las chinches preocupan ligeramente más a las mujeres que a los hombres, y que también son ellas, en el 65% de las ocasiones, las responsables de escoger el hotel y realizar las reservas.
Habilidad de identificar una chinche de campo:
¿La gente realmente sabe qué es una chinche de campo? Se preguntó a los encuestados si podían identificar correctamente a una chinche a partir de las siluetas de una serie de varios insectos comunes. El 35% de viajeros por negocios y el 29% de placer las identificaron correctamente.
Este dato es muy importante para los hoteles; una persona que asegure haber visto chinches de la cama podría estar equivocada. Se han dado casos de alegaciones en las noticias o redes sociales de infestaciones de chinches que finalmente han resultado ser otros insectos. En general, se puede decir que las personas tienen dificultades en determinar las chinches de la cama de otros insectos. En otros estudios se determinó que solamente el 13% de personas en Alemania y el 10% o en el  Reino Unido eran capaces de distinguir una chinche de la cama cuando se les mostraba un adulto
vivo en un frasco.
Es preocupante que se den alarmas incorrectas de infestaciones de chinches. Éstas pueden conllevar costes a los propietarios y dañar la reputación si el huésped decide mencionarlo en las redes sociales, incluso si después se determina que era otro insecto. No saber reconocer una chinche también es un problema para los viajeros ya que incrementa la posibilidad de que los lleven inadvertidamente a sus casas.
Prevención e información de las infestaciones: La vigilancia y la prevención siempre han sido un elemento importante en el control de las chinches de la cama. Ahora bien, adquieren los clientes de los hoteles saber si el establecimiento sigue alguna estrategia para prevenir la plaga?, ¿creen que el hotel tiene la obligación de dar información de infestaciones que se hayan producido?
En general, los encuestados, ante la información de medidas proactivas del hotel, lo agradecen y lo valoran positivamente, por lo que se quedarían en el hotel y se sentirían mejor. Aunque el segundo grupo más grande de respuestas indica que aprecian las medidas tomadas pero que prefieren no saberlo. Se muestra que los huéspedes quieren estar en hoteles que tienen planes de control para las chinches de la cama, la diferencia reside mayoritariamente si estos quieren ser o no informados.
Publicitar las medidas de control puede tener un efecto negativo en algunas personas. Esto sugiere que podría ser mejor para los hoteles tener la información sobre las medidas proactivas tomadas frente a las chinches de la cama disponibles solamente para los clientes que lo soliciten, en lugar de tenerlo expuesto para que todos 1o puedan ver.
Frente a la pregunta de si los hoteles deberían informar a los clientes de si las habitaciones asignadas han tenido infestaciones de chinches previamente, la respuesta es claramente afirmativa. Dos terceras partes de los viajeros por placer quieren tener datos de infestaciones del último año, y la tercera parte restante de cualquier infestación que haya podido haber en el pasado. Los  huéspedes por negocios son ligeramente más indulgentes. Si los hoteles tuvieran la obligación de dar dicha información las consecuencias podrían ser grandes. Tal obligación, de existir podría quitar de servicio de habitaciones para periodos de tiempo más prolongados. Podría ser necesario  mantener y compartir registros de infestaciones con los clientes, algo que sería una perspectiva  preocupante para el sector hotelero. Mientras que dar información a los huéspedes de infestaciones pasadas puede ser innecesario, no hay en la actualidad ningún método fiable al 100% para asegurar que una habitación infestada en el pasado esté ahora libre de chinches de la cama.
Reacciones frente a opiniones en redes sociales: Cuando se reserva un hotel online, una sola opinión indicando presencia de chinches de la cama hace que se escoja otro hotel. La cada vez mayor confianza en las redes sociales y las opiniones online cuando se realiza una reserva hace que los hoteles sean especialmente vulnerables a informes de infestaciones.
Una sola opinión online de presencia de chinches de la cama afecta negativamente en reservas futuras, independientemente de si la información es precisa o correcta. Los hoteles deberían desarrollar un protocolo de mantenimiento de la reputación para dar una respuesta prudente a tales comentarios.
Reacciones al encontrar chinches en la habitación: ¿Cómo reaccionan las personas al encontrar chinches de la cama en relación a otras problemáticas de las habitaciones tales como suciedad, manchas en sabanas, ...?
En la mayoría de los casos los huéspedes solamente contactan a recepción y/o piden un cambio de habitación. Para la situación de encontrar signos de presencia de chinches de la cama la reacción es mucho más extrema, con un 600lo de las personas que marcharían del hotel y pedirían una devolución.
Ante la pregunta de que harían si encontraran específicamente una chinche viva en la habitación de hotel durante su estancia, las tres respuestas principales son la de cambia¡ la habitación con compensación, marchar del hotel y dejar una opinión online.
Mientras que la mayoría de personas tienen un conocimiento y experiencia limitada frente a las chinches de la cama, la plaga evoca una ferviente respuesta. En comparación a otros problemas de una habitación como el olor o la falta de limpieza, la evidencia de chinches de la cama es de largo la causa más probable para solicitar un cambio de hotel y pedir compensación.
Con el continuo ir y venir de clientes, la introducción periódica de chinches de la cama en hoteles es inevitable. Éstos deberían formar a su personal para que fuera capaz de reconocer e informar de la presencia de chinches en los primeros estadios de la infestación. Paralelamente, se debe de formar al personal de atención al cliente en recepción para poder gestionar correctamente las quejas de esta naturaleza. Las chinches de la cama son una plaga muy problemática, los tratamientos  subóptimos, clientes menos tolerantes y las opiniones en redes sociales hacen de esta plaga uno de los mayores retos para la industria hotelera y de control de plagas.

Bibliografía:
(1) JERROD M, PENN, HANNAH J. PENN, MICHAEL E POTTER, AND WLIYANG HU. Bed bugs and hotels: Traveler Insights and Implications for the Industry American Entomologist, Volume
63, Issue 2, 1 June 2OI7,Pages79-BB.

Artículo publicado en la revista nº 35 de PCN (Pest Control News).
www.pestcontrolnews.es

Los comentarios están cerrados.