¿Cómo prevenir la transmisión local del virus Zika?

El 1 de febrero de 2016,la OMS declaró que la infección por el virus Zika era una emergencia mundial de salud pública debida a su rápida expansión y complicaciones graves, como el síndrome de Guillain-Barré o la microcefalia en recién nacidos.

Dentro de Europa, España es uno de los países con mayor riesgo de casos autóctonos de infección por virus Zika debido a la presencia del mosquito Aedes albopictus. En consecuencia, en abril de 2016 desde el Ministerio de Sanidad se estableció un Plan Nacional de preparación y respuesta contra Dengue, Chikungunya y Zika, cuyo objetivo era reducir el impacto y el riesgo de establecimiento de estas enfermedades emergentes en España.

En Barcelona, los servicios de salud pública de la ciudad se organizaron también en ese momento para controlar los casos importados de Zika y prevenir casos autóctonos. Este reordenamiento se incluyó dentro de un programa más global de Vigilancia y Control de Arbovirosis que ya estaba en vigor desde 2014, que incluía otros virus emergentes transmitidos por el Aedes albopictus como Dengue, Virus del Nilo y Chikungunya. La gran cantidad de personas que viajan a zonas endémicas y la presencia de Aedes albopictus en Barcelona aumentan el riesgo de transmisión autóctona. Desde el Servicio de Vigilancia y Control de Plagas Urbanas y el Servicio de Epidemiologia de la Agencia de Salud Pública de Barcelona hemos elaborado un estudio con el objetivo de describir los primeros casos de Zika diagnosticados en la ciudad y analizar las medidas de vigilancia, prevención y control implementadas para evitar la transmisión autóctona.

Este estudio analiza los 44 casos confirmados de Zika detectados en residentes en Barcelona entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016. Entre ellos, la edad media fue de 35 años en hombres y el 57% eran mujeres. Todos los casos fueron importados, 48% nacidos en España y 52% nacidos en el extranjero. República Dominicana fue el país más visitado entre los nacidos en el extranjero y Nicaragua entre los nacidos en España. Los síntomas más frecuentes fueron exantema, fiebre y artralgia. Entre las 24 mujeres diagnosticadas, 6 (25%) estaban embarazadas. Hubo un caso de microcefalia fuera de la ciudad de Barcelona. Las inspecciones entomológicas se realizaron en los hogares de 19 casos (43,2% del total) y en 34 (77,3%) espacios públicos. La actividad vectorial se encontró en un caso de los 44 casos confirmados, y 134 inspecciones de vigilancia y control de vectores se realizaron asociados a los casos importados de virus Zika. En todos los casos se recomendaron un conjunto de medidas de prevención sobre todo dirigidas a evitar picaduras de mosquitos en los casos virémicos.

Procedimientos de vigilancia y control de vectores:

Con el fin de minimizar el riesgo de transmisión del virus Zika a través de picaduras de mosquitos locales durante el período virémico, las medidas de prevención recomendadas incluyeron medidas de protección personal contra picaduras de mosquitos (tipo de ropa, uso de repelente de mosquitos, etc.), recomendar el confinamiento en casa durante el período virémico y recomendaciones sobre sexo seguro.

Los meses de abril, agosto y septiembre de 2016 fueron los de mayor riesgo de transmisión local de Zika.

Para minimizar el riesgo de transmisión del virus Zika se realizaron 122 intervenciones para el control de vectores en espacios públicos y 12 en propiedades privadas. La mayoría de estas intervenciones fueron tratamientos con larvicidas en canalones y modificaciones de elementos con riesgo de hospedar larvas de mosquito tigre (estos últimos, en la mayoría de los casos en propiedades privadas). En aquellos casos en que se detectó actividad de mosquito tigre o se sospechaba su presencia, se utilizaron trampas BG Sentinel para capturar hembras de mosquitos y comprobar si había circulación del virus en el vector. Se establecieron un total de 12 trampas, cuatro en espacios públicos y ocho en propiedad privada. Sólo un grupo de mosquitos se analizó finalmente para la detección de Zika y el resultado del análisis molecular fue negativo.

El perfil de los casos de Zika importados fue el de un viajero que, después de visitar zonas  endémicas de Zika en América Latina, presentó síntomas clínicos como fiebre, erupción cutánea y artralgia. No se observaron diferencias en el sexo, la edad, los síntomas clínicos, las picaduras detectadas o el país visitado entre los españoles y los nacidos en el extranjero. En cuanto al

país visitado, el grupo predominante era originario de la República Dominicana, Venezuela, Nicaragua y Colombia.

Viremia:

Más del 70% de los casos diagnosticados de Zika en Barcelona ya habían pasado la fase virémica cuando recibieron atención médica en la ciudad, mientras que más del 360% de los casos llegaron a la ciudad durante la fase de incubación y pasaron en la ciudad toda la fase virémica. Los casos que comenzaron la fase virémica, o parte de ella, después de llegar a Barcelona representaron el mayor riesgo de transmisión local debido a la mayor duración de la exposición al mosquito tigre, único vector competente actualmente en la ciudad de Barcelona.

Consecuencias del virus Zika:

Hasta la fecha, no se han reportado casos de muertes en Barcelona. Si bien desafortunadamente si reportamos 6 casos de microcefalia en bebés nacidos de madres infectadas con Zika.

En el contexto de la vigilancia epidemiológica es importante no olvidar tampoco que el virus Zika podría ser una enfermedad de transmisión sexual (ETS). En la última actualización de la OMS, 12 países han informado sobre las ETS de Zika, no sólo de hombre a mujer, sino también de mujer a hombre, de hombre a hombre y también podrían transmitirse por sexo oral. La duración exacta de Zika en el semen sigue siendo desconocida. Otras vías de transmisión incluyen la transmisión a través de la sangre.

Riesgo de Transmisión Local y medidas Preventivas.

La transmisión autóctona de virus Zika puede ocurrir potencialmente en los países mediterráneos, ya que hay casos importados y vector competente. Por lo tanto, es esencial establecer protocolos activos de vigilancia y prevención de casos para evitar la transmisión local. Como se ha indicado anteriormente, la medida de prevención más eficaz para evitar la transmisión local es el control de vectores. Adicionalmente, es importante que los profesionales de la salud sean informados del riesgo potencial de los casos de Zika, ya que esto mejorará la detección temprana de casos, los procedimientos de vigilancia y el control de la transmisión.

Por otro lado, las mujeres embarazadas son una prioridad, siendo esencial la detección temprana de los casos. Así mismo, se recomienda a los hombres que llegan de zonas con transmisión de virus Zika local tener sexo seguro durante un período mínimo de 6 meses. El tiempo a una mujer que acaba de llegar de una zona afectada por virus Zika para quedarse embarazada es de 8 semanas.

Todas estas medidas preventivas, junto con una buena gestión de los casos de Zika importados y la coordinación entre epidemiólogos, clínicos, entomólogos y microbiólogos son esenciales para prevenir la transmisión local y, por lo tanto, limitar la expansión de esta enfermedad emergente. El programa de vigilancia de arbovirus en Barcelona es sin duda un ejemplo de la necesidad de un enfoque multidisciplinario para reducir el riesgo de introducción de las diferentes arbovirosis, entre ellas el Zika. La coordinación entre las agencias de salud pública y de control de plagas ha contribuido a la reducción del riesgo de transmisión autóctona.

Artículo publicado en la Revista Infoplagas. Octubre 2017.

Los comentarios están cerrados.