Escarabajo Araña

Escarabajo araña es el nombre vulgar de las especies de la familia Anobidae, del género Ptinidae, de la clase Insecta y de la orden Coleóptera. El nombre común viene de la apariencia semejante a araña que tiene el adulto de alguna de las especies. El escarabajo araña es una plaga menor de los productos almacenados y por lo general es una indicación de prácticas inadecuadas de higiene, así como también la presencia de nidos de aves en las proximidades del foco donde se muestran. Tiene distribución mundial, pero es más común en las regiones templadas, entre las que se incluye nuestro país. Por lo que he podido encontrar en la bibliografía, hay alrededor de cincuenta especies en los Estados Unidos y Canadá, de las cuales alrededor de trece son plaga; no he podido encontrar datos de España pero en mi experiencia profesional en el control de plagas, Gibbium psylloides, Ptinus fitry Mezium americanum son las tres especies más habituales con las que he tenido que lidiar en algunas ocasiones. Biología: Los adultos miden de 1 a 5 mm y tienen forma de araña, de ahí su nombre, cuerpo generalmente ovalado, a veces globular o alargado, con patas y antenas por lo general largas, delgadas y cubiertas de pilosidades. Las hembras siempre son robustas, pero en las especies sexualmente dimórficas, los machos son delgados y alargados. Color marrón amarillento pálido a marrón rojizo a casi negro, algunas especies presentan dos colores. Su cabeza no es visible desde arriba en la mayoría de las especies por tener el tórax formando un solo conjunto con la cabeza y tenerlo casi escondido. Tienen antenas moniliformes, con inserción muy junta. Protórax más angosto que los élitros, a veces más constreñido cerca de la base. Éhtros por lo general cubiertos de vellos o escamas, estriados (puntos/perforaciones en hileras), no brillantes; tres especies con élitros sin vellos, no estriados y brillantes. Algunas especies son voladoras, es deci4 pueden volar. Son holometábolos (metamorfosis completa). Depositan relativamente pocos huevos, posiblemente hasta 100, pero frecuentemente menos, en, sobre o cerca del material alimenticio de las larvas. Por lo general la larva permanece dentro del material alimenticio y pasa por tres fases. Teje algo de seda, a veces formando una celda de alimentación o capullo. Teje un capullo de seda para pupar, con partículas de alimento y desechos adheridos a la superficie. La larva generalmente deja el material alimenticio para pupar y adhiere el capullo, ya sea a la superficie interior o exterior del paquete, o taladra material cercano de textura firme, incluyendo madera. Después de emerger de la pupa, los adultos pasan varios días dentro del capullo. Por lo general, los adultos viven más que su tiempo de desarrollo. Se requiere disponibilidad de agua para la máxima reproducción. La larva mide hasta 3 a 5 mm, en forma de C. Color blanco opaco un tanto oscurecido. Tres pares de patas torácicas bien desarrolladas con 3 a 5 segmentos largos terminados en una sola garra. Espiráculos abdominales casi del mismo tamaño. Capullo de seda, redondo, menor a 4 mm en su diámetro mayor y generalmente incrustado en alimento larval. Para el escarabajo araña australiano el tiempo de desarrollo (huevo a adulto) a 21º C y 70% de humedad relativa es de alrededor de 94 días; 8 días para la eclosión de los huevos, 60 días para las tres fases larvales, 16 días para la pupa y 10 días de período de pre-emergencia (adultos en el capullo). Deposita alrededor de 100 huevos en 3 a 4 semanas, Los adultos no tienen capacidad de vuelo. El escarabajo araña dorado, a 25º C, tiene un período de desarrollo (huevo a adulto) de alrededor de 11 días. La hembra deposita alrededor de 25 a 30 huevos, y sólo hay dos mudas larvales. El ciclo de vida (huevo a huevo) del escarabajo araña marrón a 22,5º C y 70% de humedad relativa, requiere 6 a 9 meses. Para el escarabajo araña de marcas blancas el tiempo de desarrollo (huevo a adulto) a 23o C y 70o/o de humedad relativa, es de alrededor de 32 días. El tiempo de desarrollo para el escarabajo araña peludo a una temperatura de 28 a 30º C, es de alrededor de tres meses. Los escarabajos araña son principalmente carroñeros y también polífagos, y se alimentan tanto de materiales de origen animal como vegetal. Se alimentan de grano molturado, productos derivados de granos, semillas, carnes y frutas secas, harina de pescado, lana, pelo, plumas, pieles, medicamentos, raíces, excremento de roedores y aves, cadáveres de insectos y aves, y otros animales y especímenes de museo, tanto animales como vegetales. Son atraídos principalmente por la humedad y por los desechos de mamíferos y aves. Además de ser encontrados en los alimentos utilizados por los seres humanos como frutos secos, cacao, cereales, etc., podemos verlos en bodegas, despensas, zonas de basuras, establecimientos alimentarios y almacenes, graneros, fábricas de harina, museos y casas, también se les suele encontrar en los nidos de abejas, avispas, aves, mamíferos, cuevas de murciélago y cadáveres secos. La presencia de estos insectos es señal de que los alimentos implicados están mal conservados. Los escarabajos araña tienden a adaptarse mejor a estructuras de madera. Varias especies son activas sólo durante la noche, refugiándose en grietas, rendijas y hendiduras durante el día. Algunas especies pueden volar, otras no y algunas son atraídas por la luz durante la noche. Las poblaciones en materiales alimenticios tienden a ser pequeñas y provocar poco daño real en pérdidas de peso, pero es de mayor preocupación la contaminación de alimentos que realizan a través de sus zonas corporales, heces y seda. Sus infestaciones raras veces son lo suficientemente grandes como para causar daño significativo a los materiales alimenticios. Tienen el hábito de ovipositar a través de la malla de los artículos alimenticios guardados en sacos. Por lo general, las infestaciones están restringidas a unos cuantos centímetros exteriores de las pilas de granos almacenados. La presencia del escarabajo araña, por lo general, es indicativa de prácticas inadecuadas de higiene y pobre rotación de productos. Una cosa importante, es que las temperaturas no les afectan como a los otros insectos y pueden estar activos a temperaturas bajo cero y pueden sobrevivir bastante largos periodos de tiempo sin alimentarse. Pueden tener hasta dos generaciones al año, en función de las temperaturas y la humedad. De las tres especies que he comentado anteriormente veamos algunos datos taxonómicos que nos pueden servir para su identificación: 1. Escarabajo araña de marcas blancas, Panus fur (Linnaeus) . Adultos similares al escarabajo araña marrón, excepto la hembra que tiene dos parches dorados en la base del pronoto y dos parches blancos sobre cada élitro, que en ocasiones se unen formando bandas. Macho con vellos dorados erectos y densos a los lados de la línea media pronotal, a veces formando una "u" o una "v'. Mide de 2 a 4,3 mm. Distribución mundial. 2. Escarabajo araña americano, Mezium amerícanum (Laporte). Éhtros de los adultos brillantes marrón rojizo a casi negro, en contraste con la cabeza, antenas, protórax y patas doradas y velludas. Ampliamente oval con élitros fuertemente convexos que le dan apariencia jorobada; abdomen con cinco esternones angostos visibles. Mide de 1,5 a 3,5 mm. Distribución mundial. Este insecto puede ser confundido con el escarabajo araña brillante, Gíbbium psylloídes. La diferencia entre ambos, es qlre II4, ømericønum tiene el pronoto y la cabeza del mismo color que las patas y antenas. En cambio, G. psylloídes tiene el pronoto y la cabeza brillante como el tórax. 3. Escarabajo araña lustroso, Gibbium Psylloídes, es similar en forma y color al escarabajo araña americano. Sin embargo, la cabeza, el tórax, las patas y las antenas son del mismo color que el abdomen. Esta especie, más que los otros escarabajos araña, se parece a un ácaro grande rojizo. Tratamiento Su control radica, como en otros muchos casos, en determinar en primer lugar la especie concreta implicada y en descubrir el foco de infestación para después proceder a su eliminación (esta tarea no es fácil y requiere una inspección bastante detallada ya que, como hemos visto, pueden encontrarse en numerosos lugares infestando varios alimentos y materiales distintos). Su presencia en nidos de aves y roedores es también muy típica. La clave, por tanto, para el control es localizar los productos o materiales infestados mediante una inspección detallada. Esto puede ser difícil, puesto que muchos escarabajos araña sólo salen de sus refugios durante la noche y se alimentan de una amplia variedad de materiales, desde alimentos hasta excremento de roedores. La mayoría huyen de la luz y son difíciles de localizar en grietas, rendijas y huecos. Debemos buscar redes, pieles de muda y capullos. El control se inicia con buena higiene y rotación de productos como medida preventiva. El método principal de control es la eliminación de los materiales infestados. La aplicación de un formulado biocida sobre las superficies por las que los adultos se mueven es una buena práctica. Los polvos mojables son una buena opción, al igual que los polvos listos para su uso en los huecos, grietas y rendijas. Se puede complementar con una nebulización o un bote de descarga total con un formulado con piretroides para eliminar los adultos presentes en la instalación, siempre que sea posible claro está, dadas las limitaciones que tiene esta técnica de aplicación en Industria Alimentaria. La aplicación de tierras de diatomeas es una buena alternativa no química para utilizar en los escondites de estos insectos. Es vital y muy importante localizar el nido de aves o de roedores, o la fuente de alimento que ha sido la causa de su presencia y eliminarlo, porque la lucha química no será suficiente para eliminar el problema, porque seguirán saliendo adultos. Amador Barambio Zarco. Bibliografía . Aguinaga, A'., Barambio, Solís, J.M. 2008. Manual del Curso de Aplicadores Protectores de Ia Madera Nivel Responsable. ANEPROMA. . Aguinaga, A., Barambio, Solís, J.M. 2011. Manual del Curso de Aplicadores Nivel especial para tratamiento con productos muy tóxicos (T+) y carcinógenos, mutágenos y tóxicos para Ia reproducción (CMRs). ANEPROMA. . ANECPLA. 2003. EI Control de plagas Urbanas: Manual de procedimiento. Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas. . Arias Velázquez, C.J. & H. dell'Orto Trivelli. 1985 Insectos que dañan granos productos almacenados. FAO - . Bennett, G.W; Owens, J.M. & R.M. Corrigan. 1996. Guía científica de Truman para operaciones de control de plagas. Universidad de Purdue/proyecto de Comunicaciones Advanstar. OCleveland, Estados Unidos de América. 510 pp. . Bonnefoy, X, et al. 20O8. La significación para la salud pública de las plagas urbanas. Chartered Institute of Environmental Health. Londres. . Burguess, N.R.H. 1990. Public Health Pests. Chapman and Hall. London. 162 pp. . Busvine, J.R. 1980. Insects and.Hygiene. Chapman and Hall. London. 568 pp. . Ceballos, G. 1962. Elementos de entomología general con especial referencia a los insectos de interés forestal. Secc. Publicaciones de la ETSI de Montes. Madrid. Pp 121 a 126. ESPANOL, F. 1992. Fauna ibérica. Vol. 2. Coleoptera anobiidae. Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. 196 pp. . Español, F. 1992. Coleopterq Anobiidae. En: Fauna ibérica, vol. 2. Ramos, M.A. et al. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales. CSIC. Madrid. 195 p. . Mourier H., O. Winding & E. Sunesen. 7979. Guía de los animales parásitos de nuestras casas. Editorial Omega. Barcelona. 224 p. . Richards, O.'vti¿ & R.G. Davies. ourie4 H., O. Winding & E. Sunesen. 7984. Tratado de entomología Imms. Volumen II: Clasificación y Biología. Ediciones Omega. Barcelona. 998 p. . Smith, E.H. & R.C. Whitman. 2003. Guía de campo de la NPMA para plagas estructurales. National Pest Management Association & BASF. . Soria, E J., Villagrán, M, & Ocete, M. E. 7994. Boletín de sanidad vegetal. plagas, 2o(4) : 637 -642. ISSN 0273-69t0 . https: / / ento.psu. edu,/extension / factsheets,/es,/es-spider-beetles . https :,Tdesinsectador.com,/2 072/ 12/ 01_ escarabajo-arana-brillante-americano,/ Artículo publicado en la revista PCN de Diciembre 2017. www.pescontrolnews.es

Los comentarios están cerrados.