NUEVO BROTE DE LEGIONELLA EN CATALUÑA

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) ha abierto una investigación junto al Ayuntamiento de Llinars del Vallès para detectar el origen del brote. Los casos registrados afectan a tres hombres y dos mujeres, todos de edad avanzada, que comenzaron con los primeros síntomas entre el 15 y el 28 de octubre. Aunque el cuadro clínico del episodio infeccioso suele ser favorable, puede variar según los factores de riesgo como la edad o las enfermedades crónicas de base del paciente. La ASPCAT ha iniciado la investigación ambiental y epidemiológica para delimitar el foco del brote y evitar nuevos contagios. Los técnicos de Salud Pública han inspeccionado instalaciones de riesgo y han tomado muestras del agua de torres de refrigeración y otras zonas de riesgos. Por su parte, el Ayuntamiento de Llinars ha clausurado fuentes ornamentales y equipos sospechosos, como los vehículos de limpieza viaria o los sistemas de riego por aspersión. En cualquier caso, Salud Pública no descarta que puedan aparecer nuevos afectados.

Los comentarios están cerrados.