Principales enfermedades transmitidas por vectores en España.

Según los 'Resultados de la vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles', publicado por el Ministerio de Economía, industria y Competitividad en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad, el lnstituto de Salud Carlos III y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica en 2015, las enfermedades transmitidas por vectores más importantes en España son el Dengue, la Fiebre exantemática mediterránea, la Leishmaniasís, el Paludismo y el Chikungunya.

Dengue: Con respecto al Dengue, el año 2015 es el primero del que se dispone de información completa sobre esta enfermedad.

Se confirmaron hasta 182 casos, todos ellos importados. Las principales zonas de donde provenían los afectados fueron el Sudeste Asiático, Latinoamérica y África. Siendo Tailandia el país de origen más frecuente.

De los 182 casos confirmados, 120 se notificaron en las con unidades autónomas donde el vector Aedes albopictus tiene presencia. Esto es, Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, Murcia, País Vasco y la Comunidad Valenciana. Al menos 79 de ellos ocurrieron durante los meses de mayor actividad del vector (de mayo a noviembre).

Algo más de la mitad de los casos eran hombres y el grupo de edad más frecuente fue el de 25 a 34 años en ambos sexos.

Fiebre exantemática mediterránea: La fiebre exantemática mediterránea (también conocida como fiebre botonosa) es una enfermedad transmitida a través de la picadura de las garrapatas. Suele ser por lo general una enfermedad benigna que como único signo evidente suele mostrar únicamente décimas de fiebre. En el año de estudio (20I5) se confirmaron hasta 118 casos, un número muy similar a los del año precedente, si bien en el caso de las mujeres afectadas se detectó un ligero aumento.

Trece comunidades autónomas notificaron casos de esta enfermedad, siendo Andalucía la que registró un número mayor (44), seguida de la Comunidad Valenciana (27), Castilla-La Mancha (22) y Cataluña (21). La tasa más alta correspondió a Castilla-La Mancha, con 1,07 casos por 100.000 habitantes; seguida por La Rioja con 0,64 casos por 100.000 habitantes y Extremadura con 0,55 casos por 100.000 habitantes respectivamente.

Si bien los casos se notificaron a lo largo de todo el año, una inmensa mayoría (85,9%) lo hizo en los meses que van de abril a octubre.

La enfermedad afectó principalmente a las mujeres frente a los hombres y los grupos de edad más afectados fueron los de 45 a 74 casos en el caso de las primeras y los de 45 a 84 años para los segundos.

Las medidas de prevención de esta enfermedad van encaminadas a la exposición a la picadura de garrapatas y el tratamiento de los animales de compañía (fundamentalmente los perros) para evitar su parasitación.

Leihmaniasis: La leishmaniasis es otra de las principales enfermedades transmitidas por vectores en nuestro país. Causada por un protozoo parasitario del género Letshmania, éste cuenta con más de 20 especies diferentes y se transmite a los humanos por la picadura de flebótomos hembra infectados.

Se trata de una enfermedad que produce un alto número de infecciones asintomáticas, siendo el perro su principal reservorio, sin descuidar otros nuevos como los gatos, los roedores y otras especies silvestres como las liebres.

En su transmisión juegan un papel importante diferentes factores tales como una potencial  inmunodepresión por parte del huésped o el propio reservorio, sin dejar de tener en cuenta factores demográficos o ambientales que pueden influir de forma determinantes en la ecología del vector.

Durante el año 2015, se notificaron en España un total de 169 casos, de los que el 94,1% fueron confirmados. Lo cual supone un descenso del número de casos con respecto al año anterior.

La Comunidad de Madrid siguió a la cabeza con 66 casos confirmados (39% del total), seguida de Baleares (37), Andalucía (27) y Cataluña (19). La tasa más elevada se localizó en Baleares (3,28 casos por 100.000 habitantes), seguida de Madrid (1,03) y La Rioja (0,64).

Los casos se notificaron a lo largo de todo el año con picos máximos en los meses de enero y junio (26 y 22casos, respectivamente), y picos mínimos en los meses de octubre a diciembre (de 5 a 11 casos).

Más de la mitad de los afectados fueron hombres (62,9%) y niños menores de 5 años, que continúan siendo la población más susceptible de contraer esta enfermedad, especialmente aquellos menores de 1 año (en quienes se localizó una tasa de incidencia de 2,36 casos por 100.000 habitantes).

Paludismo: Desde que fuera eliminada en España allá por el año 1964, el paludismo o malaria es la enfermedad importada que registra un mayor número de casos notificados en nuestro país, el cual, al igual que en otros países no endémicos, muestra una tendencia creciente. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles.

En este caso, las medidas preventivas se centran en reducir, en la medida de lo posible, el riesgo de picadura de este tipo de mosquitos, además de la aplicación de quimioprofilaxis, en los casos en los que esté indicada.

En el año 2015 se confirmaron un total de 706 casos en España, todos ellos importados. El continente africano fue el primer núcleo de origen (en el 92,4% de los casos). En concreto los países que aportaron un mayor número de personas afectadas con esta enfermedad fueron Guinea Ecuatorial (27%), Mali (14%), Senegal (10%) y Nigeria ( 9%). Si bien los casos se notificaron a lo largo de todo el año, fue en el periodo entre los meses de julio y noviembre cuando se concentraron hasta el 66,7% de todos ellos.

El 73%de los afectados fueron hombres. Y la edad de afectación, tanto en hombres como en mujeres, fue por lo general entre los 25 y los 54 años.

Los motivos fundamentales de viaje a zonas endémicas, y a raíz de los cuales los afectados contraen esta enfermedad, son la visita a la familia (en el 55,3% de los casos), seguido por el turismo (13,8%), el trabajo (12%) y la inmigración (en apenas un 11 por ciento de los casos, y en casos donde la población permanece en España por un periodo de tiempo inferior a un año).

Virus Chíkungunya: Esta enfermedad vírica, que se transmite a las personas a través de la picadura de los mosquitos infectados, afectó en el año 2015 a 210 personas en España. Todos los casos fueron importados, excepto uno de ellos en el que la vía de transmisión fue de madre a hijo América Latina fue el país de origen con un mayor número de casos importados: 96,3%, siendo Colombia y Ecuador los países de origen más frecuentes, con 69 y 52 casos reportados respectivamente. El resto provinieron de África (5 casos) y el sudeste asiático (3).

Aquellas comunidades autónomas donde el vector Aedes albopictus tiene presencia (esto es, Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, Murcia, País Vasco y la Comunidad Valenciana) notificaron más de la mitad de los casos (en concreto el 65,3%). Un total de 93 de ellos se notificaron durante los meses de mayor actividad del vector (de mayo a noviembre).

La mayoría de las personas afectadas fueron mujeres (70,3%) y los grupos de edad más frecuentes fueron los comprendidos entre los 25 y los 54 años en ambos sexos. El motivo del viaje a los países endémicos fue mayoritariamente, al igual que en el caso anterior, la visita a familiares.

Noticia publicada en la revista Infoplagas 78/2018.

Los comentarios están cerrados.