Salud ambiental

 Expertos en Salud Ambiental 

Tratamientos integrales de prevención y control de la legionelosis y de plagas urbanas

t-ambiental

Tipos de contaminantes

Los contaminantes pueden afectar tanto la infraestructura como el mobiliario y equipos como al aire y las personas que desarrollan sus actividades dentro del edificio. De hecho, la calidad del aire interior es una de las preocupaciones más importantes desde el punto de vista empresarial y laboral, y si es deficiente se traduce en el “SEM”, Síndrome del Edificio Enfermo que padece un tercio de los grandes edificios de fábricas y oficinas del mundo.

Calidad de aire interior

Limpieza de conductos

 

Inspección y diagnóstico

Si se detecta el Síndrome del Edificio Enfermo se deben tomar medidas correctivas y una vez que se consigue disminuir la contaminación ambiental, iniciar las medidas preventivas para no volver a la misma situación. Desde este punto de vista deben analizarse los componentes de los sistemas de circulación de aire, ventilación y climatización del edificio:

  •  Redes de conductos
  • Accesorios y complementos
  • Ingeniería del sistema
  • Seguimiento de los protocolos de mantenimiento y conservación
  • Control de calidad de las instalaciones

Medidas preventivas

Para que estos sistemas funcionen adecuadamente, todos los componentes deben estar en buenas condiciones, calibrados y compensados. El aire interior permanecerá libre de contaminación si existen suficientes tomas de aire exterior para renovar el 100% del aire al finalizar el recorrido, aunque esto implique un mayor costo. Otro aspecto a tener en cuenta es la limpieza de conductos y filtros de los equipos de aire acondicionado, ya que el aire que no se renueva acumula bacterias y partículas que se concentran en el ambiente interior y son respiradas por los habitantes del edificio. Los filtros deben ser lavados y desinfectados para evitar la proliferación de bacterias, junto con una desinfección integral ambiental, estructural y de las superficies.